Cambiar_rueda

Seguramente pienses que cambiar una rueda del coche es una de las operaciones más sencillas que podrías realizar tu mismo sin necesidad de llamar a la grúa o acudir al taller pero lo cierto es que aunque no es difícil, no siempre seguimos los pasos correctos para realizar el cambio.

El principal motivo por el que te puedes ver en la necesidad de cambiar un neumático de tu coche es el temido «pinchazo». Ante todo, tranquilo, aquí puedes ver que también se pueden reparar sin necesidad de tener que tirar el neumático.

En este post te queremos ofrecer unos sencillos pasos que te servirán para cambiar la rueda de tu coche de forma rápida, segura y sencilla. Por eso y porque en Midauto siempre insistimos en la importancia de la seguridad, lo primero que debes hacer es mantener la calma, no perder el control del coche y estacionar en una zona segura y con visibilidad para el resto de vehículos, evitando cualquier riesgo de alcance.

1- Detener el vehículo en un lugar seguro

2- Salir del coche con el chaleco reflectante y colocar los triángulos a 50 metros del coche (recuerda que deben ser visibles a 100 metros así que ten en cuenta las curvas o cambios de rasante y colócalos para que sean bien visibles). Prepara todo lo necesario para el cambio.

3- Aflojar los tornillos o tuercas (retirar previamente el tapacubos si es que tu vehículo lo lleva)

4- Colocar el gato en el lugar apropiado. Recuerda consultar el manual si es necesario porque en los bajos del coche hay lugares específicos para colocarlo y evitarás dañar otras partes.

5- Servirse del gato para levantar el vehículo hasta que la rueda deje de estar en contacto con el suelo

6- Quitar los tornillos o tuercas y sacar la rueda

7- Colocar la rueda de repuesto que previamente ha sido preparada

8- Poner las tuercas y apretar

9- Bajar el coche ayudándonos de nuevo con el gato hasta que toque nuevamente el suelo

10- Volver a apretar bien fuerte las tuercas o tornillos con la llave.

Tras cambiar el neumático te recomendamos comprobar la presión del nuevo y debes tener en cuenta que si la nueva rueda es de las denominadas de «galleta» no puedes superar los 80km/h de velocidad. Además, en este caso deberás acudir cuanto antes al taller para colocar un neumático de las mismas dimensiones y características que el sustituido.

Como decíamos al inicio del post, si se trata de un pinchazo, posiblemente se pueda reparar el neumático y agotar su vida útil sin ningún problema pero se trata de una operación que debe ser valorada y realizada (si procede) por profesionales que cuenten con los medios y experiencia necesarios.

Esperamos que esta sencilla guía os sirva de ayuda y os deseamos que no tengáis que usarla pero si se diera el caso tenéis a todo el equipo de Midauto a vuestra disposición para resolver cualquier duda o problema que podáis tener con los neumáticos o con cualquier otra sistema del vehículo.

 

 

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Abrir chat